lunes, 11 de agosto de 2008

Ir al cine


El sábado fuimos al cine, a ver WALL-E la ultima película de Pixar. Luego comento la peli,pero antes tengo que decir algo. Fuimos a una sesión cerca de las 11 de la noche para evitar el mayor numero de niños posible. Algo que en verano parece imposible.


Yo, cuando voy al cine, voy a ver la película. Esto que en principio parece una obviedad no lo es tanto. Por lo visto la señora que fue con su hijo y su nieto no fue a eso, sino a comentar la pelicula con el niño como si estuvieran viendo un dvd en el salón de su casa. No se le ocurrió ni por un momento hacer callar al niño, ni decirle que en el cine no se habla, que hay que estar callado y atender a la película. Eso no, educar al niño no se les ocurre. Cada vez me vuelvo mas insociable.Total que nos cambiamos de sitio, no sin que uno de mis amigos informara a la señora del porque. No se como reacciono, pero algo me dice que le debió dar bastante igual. Desgraciadamente no fue ese nuestro ultimo cambio de sitio, tuvimos la suerte de ir parar al lado de un par de niñatos que no solo hablaban en voz alta, sino que lo hacían también por el móvil, explicándole a quien estuviese al otro lado lo que habían cenado. Hubo un problema con el proyector y se paro la peli, cosa que aprovechamos para cambiar de sitio, esta vez ya definitivamente.

Total que los primeros cinco minutos de película no los tengo muy claros. ¿Pero que le pasa a la gente? ¿Como es posible que alguien actué en un cine como si estuviera en el salón de su casa? ¿Donde a quedado el respeto por el resto de la gente? Sinceramente no lo entiendo, solo se trata de ir al cine, no es complicado, ves una película, te ríes, lloras, te emocionas o lo que quieras y ya esta. No creo que sea tan difícil. Pues al parecer si.Me jode mucho, pero me parece normal que cada día nos aislemos mas del resto del mundo.


En fin, aunque parezca mentira al final fui capaz de ver la película con normalidad.

WALLY-E vuelve a ser una pequeña joya de la animación, una vez mas Pixar consigue una divertidisima película además de la complicidad del espectador. La primera parte se desarrolla practicamente sin palabras y con el único protagonismo de dos robots y una cucaracha. Todo lo que rodea al robot en la tierra tiene un aroma retro encantador. Se puede decir que la película tiene mensaje, pero no del tipo coñazo, después de mostrarte un futuro terrible (que no descarto para nada) hay una pequeña luz de esperanza. WALL-E es un personaje adorable, como toda la panda de robots tarados.Otra buena película de animación, algo habitual ultimamente.

2 comentarios:

Marty dijo...

Hablar en un cine deberia estar penado. Los niños no tendrian que entrar en un cine. Lo unico comestible en un cine tendria que ser las palomitas y nada de bolsitas, papas y demas cosas que hacen ruido. Si llegas tarde a la peli no tendrian que dejarte entrar.

Becker dijo...

Totalmente deacuerdo. Siento que no seamos muchos los que pensemos asi.