domingo, 2 de diciembre de 2012

La Voz directos Gala 2


Segunda gala en directo de La Voz y las cosas no mejoran mucho respecto de la primera. Queda claro que el gran problema de esta etapa del programa es el sonido, y no soy el único que lo dice. La semana pasada casi no pudimos oír a Melendi mientras cantaba, además de otras muchas cosas, pero esta semana el mal se extendió a la mayoría de cantantes. Y podéis decir que no, que es que no tienen voz, pero si no tienes una gran voz y tiras mas de carisma u otras habilidades, algo como esto te puede joder toda tu actuación. Si no que le pregunten a Efren, a quien yo solo pude escuchar en el estribillo y gracias a que la gente coreaba la canción.

Ese es uno de los grandes problemas de este programa ahora mismo, el otro es la cantidad de publicidad brutal que hacen que nos traguemos cada miércoles, pero contra eso no podemos hacer nada. Espero que de verdad esta semana hagan lo que sea (yo no soy técnico de sonido) para solucionar esto y que podamos oír bien a unos concursantes que dependen de eso, de que nos guste como cantan.

Después de esos problemas, viene el que tienen los concursantes en si, que se enfrentan a un gran reto, y no, no me refiero a cantar, a los nervios o a desafinar como un saco de gatos. Me refiero a tener que elegir su canción. Porque eso es lo que nos han dicho del programa, así que yo me lo creo, ya sabéis que me gusta creerme lo que me cuentan en favor de la “magia de la tele”.

Bien, pues si esto es así de verdad, deberían poner alguien que los asesore pero ya, porque algunos están tirando su carrera por los suelos. Supongo que no debe ser fácil, elegir entre muchas canciones (no se cuantas ni cuales), y hay que tener en cuenta a quien le tiene que gustar, además de tener una cierta popularidad para que no sea demasiado desconocida.





Y en el caso de que la canción no sea demasiado “comercial”, asegurarse de que es algo realmente espectacular, tanto la canción como la interpretación. Rebeca y Baguette (la voy a llamar así) cometieron ese fallo, canciones que podrán ser maravillosas, pero con las que el publico no se identifica nada rápido, y eso se nota. Es como escoger What a feeling y bajarla de intensidad y además hacerla con una coreografía de mierda, un suicidio musical ochenteno.

Lo mejor de esta gala fueron Neus y Rafa, aunque este ultimo no es que actuara muy bien, pero al igual que Paco Arrojo tiene algo. Neus escogió una excelente canción, con la que se pudo lucir y que además gusta a la gente. Emmanuel consiguió despertar mi interés de verdad con su exquisita y sensible interpretación, y me extrañó mucho que le salvara el publico. Veremos cuento dura.




Lo peor sin duda Ruiman y su ahora polémica. No me importa lo bien o mal que se haya sentido o le hayan hecho sentirse por parte de la organización, ni si hubo un fallo justo antes de comenzar su actuación (eso puede pasarle a cualquiera). Ni tampoco me importa que no le pareciera que lo publicitaban mucho, ni sus problemas o no en Twitter. Si lo miras bien y lo piensas un momento, todas sus quejas y su abandono se podrían haber llevado a cabo fuera de cámara, tanto antes como después de la gala. El hecho de que el decida que eso suceda en directo solo deja entrever que a el le parece bien que sea asi, que lo de la dignidad y esas historias de las que ha hablado luego no le resultan tan importantes, que prefiere que eso sea publico. Y ya sea para conseguir fama o para denunciar que se ha sentido mal tratado debería haberse quejado en privado aunque solo fuera por sus compañeros, para los que no fue justo tener que aguantar una gala, que en el momento que el hizo aparición dejo de ir por donde debería y se desvio mucho. Y eso fue malo incluso para los espectadores. A mi no me ha gustado su manera de actuar, tenga mucha o poca razón.




Por lo demás, tengo que admitir que estoy un poco bipolar con este programa, tengo ganas de verlo, me gusta verlo, pero cuando termina ni de lejos quedo todo lo satisfecho que debería (sigo hablando de televisión), y eso hace que piense que disfruto mas viendo otras cosas y que las comparaciones serán horribles, pero El Numero Uno me hacia disfrutar mucho mas.

Espero, de verdad que en la siguiente gala mejore y se dejen de tonterías, pero sobretodo espero poder oír el programa bien, que al final es de lo que se trata, de disfrutar de unos cantantes y unas buenas actuaciones en televisión.