viernes, 21 de mayo de 2010

Totalmente Perdidos




Se acerca El Final, o mas bien The End, que es el titulo original del ultimo capitulo de Perdidos. Si, después de 6 fantásticos años por fin termina el viaje, por fin saldremos de La Isla (o no). Y termina a lo grande, como no podía ser de otra forma, tanto en la ficción como en nuestra realidad, por que algo mas de 50 países emitirán este ultimo episodio con solo unos minutos de retraso respecto a la emisión americana, algunos con subtítulos y otros sin, pero sea como sea esto es un acontecimiento.





Esto, que era impensable hace tan solo un par de años, es historia, historia de la televisión, y para los que adoramos este medio y sobretodo las series es un inmenso placer. Poder ver nuestra serie favorita casi al mismo tiempo que se emite en USA es una gozada, y me refiero a verla normal, sin canales de pago ni bajándosela por Internet horas después de la emisión. Total, que el final de esta serie es algo único que no volverá a suceder en muchísimo tiempo, entre otras cosas porque una serie como Perdidos no aparece por que alguien quiera (léase Flashforward), sino que aparece y punto. Así que este lunes a partir de las 6:30 de la mañana podremos asistir a un momento histórico de esos que luego se cuentan con orgullo, aunque nadie te escuche o les importe. “Yo vi el final de Perdidos en directo”.





La cita es en Cuatro la noche del domingo al lunes, donde tienen preparada una noche especial, La noche Perdida. Aquí encontrareis todos los datos de la programación, que no esta nada mal. Si todo esto sale bien el domingo (hablo de la emisión casi en directo con subtítulos, no de la audiencia) habrá que darles las gracias y una palmadita en la espalda a los chicos de Cuatro, por lo menos. Si, es cierto que han mareado a la audiencia cambiando y cortando la emisión de la serie cuando les ha venido en gana, pero aun sin conseguir los resultados de audiencia que esperaban se han currado un evento final que puede hacer historia.

El martes ya habrá pasado todo y hablaremos de esto con mas calma, pero de momento toca disfrutarlo.