viernes, 30 de julio de 2010

Luther

He tardado un par de días en escribir esto, para ver si la fuerte impresión que me había dejado la serie era de verdad o solo algo pasajero. La razón , es por que tengo la misma sensación que tuve cuando acabe de leer el Daredevil de Frank Miller o después de ver El Dilema de Michael Mann, algo se ha grabado en mi cabeza para siempre. (Gracias Cris por hacer que la vea).






Luther es una obra maestra, una serie policiaca de cinco estrellas, de obligada visión para cualquiera que se precie de que le gustan las series. Olvidaos de “csis” y series procedimentales por el estilo que solo sirven para pasar el rato, aparcad por un momento cualquier cosa que estéis viendo y tomaos seis horas para disfrutar de la mejor serie del año, y me quedo muy corto.


Luther es una serie de la BBC de solo seis episodios, seis glorioso capítulos de una intensidad y brillantez difíciles de encontrar en la televisión de hoy en día.

Después de ver el primer episodio te quedaras sin habla, y totalmente rendido ante los encantos de Luther y de Alice Morgan, uno de los personajes femeninos mas interesantes y perversos que he visto nunca. Pero eso solo será el principio, porque la solidez de los guiones hará que cada capitulo que pase desees mas y mas, hasta darte cuenta que ya no hay vuelta atrás y que estas obligado a ver la serie hasta el final. Yo (y mi marido) empezamos a verla a las 7 de la tarde, y acabamos a las 3 y media de la mañana parando únicamente para cenar. Terminamos exhaustos y maravillados de lo que acabábamos de ver, y dos días después sigo pensando en ello.



Las conversaciones entre Luther y Morgan son de esas que tienes que volver atrás en ocasiones para asegurarte de que están hablando de lo que realmente crees, que de verdad acaban de tener una conversación sobre la existencia del amor y la materia oscura. Pero no os asustéis, todo es mucho mas sencillo de lo que parece, al final, como en la mayoría de las grandes obras todo gira alrededor del amor, de una forma extrañamente inteligente y profunda.



Se a ciencia cierta que de todos y cada uno de sus capítulos se han quedado grabadas imágenes en mi cabeza que no podré quitar. La ultima escena con el militar en el segundo capitulo, esos asesinos en serie o ese brutal, dramático y magnifico quinto acto han pasado a formar parte de mi imaginario de forma perpetua.



Una cosa mas, la serie la podréis encontrar fácil en versión original, y de verdad que es necesario, pero si sois de esos que no quieren “leer mientras ven la tele”, plantearos si de verdad os queréis perder la mejor serie que se ha hecho en años. Los que ya la hemos visto solo podemos preguntarnos, ¿y ahora que?.

2 comentarios:

Cris dijo...

And now... What?

Me alegro de que mi post-it fuera tan efectivo ;)

Besos!

Becker dijo...

Si cariño, ha sido genial. Muchas gracias.