lunes, 2 de agosto de 2010

Las Joyas de la Corona


Una vez mas estamos ante algo que no nos podemos tomar en serio. Un programa de Telecinco en el que Carmen Lomana enseña buenas maneras acompañada de un grupo de “gente guay” (el tal Lopez de la Franca no se aguanta ni el mismo), que además esta presentado por Jordi Gonzalez no te lo puedes tomar en serio.

Esto solo se puede mirar como simple y absurdo entretenimiento de verano, aunque Telecinco habría sido capaz de estrenarlo en cualquier época, este es un producto perfecto para el verano. Si me lo tomase en serio diría que esto no esta bien, que sacar a esta panda de tarados en la televisión no esta bien, que la tele esta para otras cosas y productos como este hacen que me avergüence de formar parte de la raza humana.




Pero no me lo puedo tomar en serio o me pegaría un tiro (o se lo pegaría a ellos). Por lo menos esta gente va de frente, al menos con el publico. Todos sabemos lo que hay, han cogido a un montón de estúpidos ignorantes sin modales y los han metido en una mansión para juguetear con ellos durante un par de meses o lo que dure (creo que el contrato se parece bastante a esto). El resultado es lo de menos, y aunque lo nieguen, funcione o no funcione el programa a los responsables del mismo no les importa en absoluto. Así que básicamente se trata de que esto entretenga lo suficiente para pasar tres horas de una noche de verano, y a mi me vale. Será que tengo el cerebro medio derretido por el calor, pero es verdad, no se por cuanto tiempo pero a mi me pareció bien el programa.



Esta es la forma sana de mirarlo, que por lo que he estado leyendo por ahí, no es la mas popular, pero cabrearse con esto no lleva a ninguna parte, sobretodo por que ya es hora de ir aceptando lo que hay, y lo que hay es esto. Gente como la que metieron en el programa es, por desgracia, lo mas normal del mundo, y en este país cada día vamos a mas en ese sentido. Si no me crees puedes echarle un vistazo a cualquiera de esos programas veraniegos que se basan únicamente en mostrar que hace la gente, el panorama es desolador. Así que ya que esto es así, por lo menos vamos a reírnos de ellos, y digo ellos, no “ello”. Vamos a reírnos de ellos. Ya tendremos tiempo de compadecerlos cuando salgan dentro de un tiempo en otros programas contando que su vida es una mierda y que la televisión les hizo esto o aquello.



Yo he decidido aceptar esto y pasarlo lo mejor posible con ello, así que si, veré Las joyas de la corona hasta que me aburra. De ellos depende que sea mañana o pasado.

3 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Yo tambien pienso seguir con el programa, a mi me pareció muy divertido y se me pasó volando.

Saludos!

Diego García dijo...

Hola!!! acabo de descubrir tu blog en el concurso este de los premios 20blogs y nadaa, que muchisima suerte!!! :D

y bueno ya que estamos te permito que te pases por mi blog que participa en humor..... y si lo consideras conveniente pues tambien te permito que me votes!! xDDD

un saludo!! ;)
sorcios.com

Anónimo dijo...

Es un programa a la busqueda de la más choni, que al final aparezca como si fuera una versión rejuvenecida de Carmen Lomana.

Lamentable que las reglas del concurso no se respeten y se nomine y expulse a los más educados (porque no lo necesitan tanto)... ¿que implica?... que todos se hacen más bastos... y cuando les interesa se portan bien.

Increible la lección que les ha dado Joaquin a los creadores del programa / profesores al autoexpulsarse.