jueves, 5 de agosto de 2010

Granjero busca esposa (y 3)

El pasado domingo Cuatro estreno la tercera edición de Granjero busca esposa, sin duda el “reality” mas interesante de los últimos tiempos televisivos.

Si, ya se que esto es mas un “docu-reality”, pero quizás por eso resulta tan divertido. Lo que nos dejan ver y el orden en que lo vemos es muy importante. Pero es algo que deberíamos aceptar con naturalidad y dejarnos de tonterías de si las cosas van mas allá de lo que vemos en pantalla o si solo sirve para que algunos echen un polvo.

El domingo pudimos asistir a una reunión mas de mujeres desesperadas, con todos mis respetos, impacientes por hincarle el diente a algún rudo granjero. Unos mas rudos que otros la verdad, pero por alguna razón parecen tener un punto muy interesante para muchas mujeres.

Entre ellos hay de todo, aunque llaman la atención inevitablemente dos de ellos. El mas grande, Antonio, del que mi marido y yo ya somos absolutos fans, y que ya acabó el primer programa morreando a una de las chicas descartadas (por el momento). El otro granjero que llama la atención esta en el extremo opuesto, se llama Pedro y lo pudimos ver en su video de presentación con una camiseta que rezaba (nunca mejor dicho) Ratzinger. Como si del famoso cabrero de Heidi se tratase, todo alrededor de este parece ser bondad, tranquilidad y buenas intenciones, lo que lo convierte en un candidato ideal para seguir de cerca por que va a dar mucho juego. Mención especial merece la madre, cuyo primer comentario fue “lo mato” al comprobar que su hijo no elegía a la chica que ella prefería. Un granjero virgen salido, una mujer desesperada y una suegra de mal rollo, ¡diversión en la pradera!. No puedo esperar a verlo.








La idea de involucrar a los familiares mas en la decisión de los granjeros me parece genial, por que además de ayudarlos nos van a proporcionar mas de un conflicto interesante.
En cuanto a las candidatas a ser elegidas, ¿que decir de ellas sin ofenderlas demasiado?. Lo cierto es que sin ellas no habría programa, asi que es de agradecer que se presenten a esta experiencia, ya sea para encontrar la fama, el amor o un buen polvo detrás de la cosechadora. No sabría destacar ninguna, pero estoy seguro que eso dejara de ser asi en breve, por que ellas no han ido allí a hacer amigas, han ido allí para luchar por zumbarse a un tio, y sin duda, eso queremos verlo.


La cuestión es que ya ha empezado otra vez Granjero busca esposa, y este año tiene muy buena pinta. Creo que nos vamos a divertir mucho.

P.D: Lujan Argüelles (que mona va esta chica siempre) estuvo perfecta, como es costumbre