lunes, 17 de enero de 2011

Operación Triunfo 2011


Como suele ser habitual en estas fechas, las televisiones estrenan sus apuestas para el nuevo año, y como suele ser habitual lo hacen todas a la vez y el mismo día, no sea que el espectador puede ser capaz de ver todo lo que le gusta sin recurrir a grabadoras o a Internet, que es hacia donde nos dirigimos al fin y al cabo.

Bueno, pues que ayer fue noche de estrenos, pero me voy a centrar en la nueva etapa de Operación Triunfo que pudimos ver en Telecinco. También se estrenaron anoche la nueva temporada de Los protegidos (¡esa gran serie!) en Antena 3 y el nuevo Club de la comedia en la Sexta.

Los que somos habituales a ver OT (al menos los que no somos unas fans histéricas) ya sabemos de que va esto, y aunque no se cansen de repetirnos que aquello es una escuela y que quieren volver a los orígenes, todos sabemos la verdad. Entretenimiento, eso y nada mas que eso. Como mucho, si tienen suerte alguno sacara algo mas, pero lo mas probable es que solo permanezcan en nuestras vidas desde ayer que empezaron hasta el ultimo día segundos después de salir de esa “academia”. Teniendo esto claro ya podemos hablar de la gala de anoche.

En una primera gala siempre se espera que las cosas estén un poco descontroladas y que no todo salga perfecto, las cosas se empiezan a acoplar y no todo tiene por que funcionar, pero es que lo de ayer en OT fue demasiado.

Empecemos por la presentadora, Pilar Rubio, que tenia la difícil tarea de hacer que nos olvidáramos de Jesús Vázquez. No lo consiguió ni de lejos, pero a cambio si consiguió ponerme de los nervios. ¿Alguien sabe que le ha pasado a esta chica?, no es que en MQB (elegid vosotros como llamarlo) fuera nadie fuera de serie pero era capaz de presentar con solvencia, al menos las pocas veces que yo la vi. El caso es que ayer parecía ir a cámara lenta, como si no supiese muy bien que estaba haciendo ni que había que hacer en cada momento. No pude evitar acordarme de lo que dijo Jesús Vázquez cuando le preguntaron si tenia algún consejo para la Rubio, que OT había que estudiárselo mucho antes para que luego pudieras disfrutar del programa, sino era imposible. A mi no me pareció que Pilar disfrutara mucho. Por si esto no bastase, parece haber adquirido ese deje al hablar tan molesto (marca de la casa T5) con el que parece alargarlo todo incluso cuando no hay necesidad alguna. Por favor, estáis a tiempo de rectificar, llamad a Jesús y que compagine esto con ese Allá Tu que tanto me divierte.

Los momentos en los que nadie sabia parecer que pasaba son incontables, pero lo peor es que se transmitía la sensación al publico de que parecían ir inventándoselo todo poco a poco. Casi todo el programa fue una gran nominación, con publicidades y esperas agónicas, innecesarias y crueles para los concursantes, pero sobretodo para el espectador que esta en casa y va perdiendo interés cada vez que la Rubio (creo que la voy a llamar así ahora) daba paso a publicidad. Algo que hacia de una manera que parecía sentarme peor de lo normal.


El jurado suele ser siempre un coñazo, pero esta vez han conseguido superarse, por que poner al tío de El Conciertazo es horrible, no porque no sepa de lo que habla, sino por que es mas pesado que una vaca en brazos. Lo de Rafa Sánchez solo es una constatación de que los ochenta siempre vuelven y no siempre para bien.

De los concursantes poco que decir de momento, un puñado de chicos que parecen chicas (o que aun no lo tienen muy claro) y unas cuantas chicas mas normales que de costumbre. Algunos cantan como si atropellaran a un gato y otros mejor, pero como he dicho antes, solo nos interesaran mientras esto dure, la posibilidad de que perduren en la memoria mas allá del final del programa será solo cuestión de suerte o en los mejores casos de talento. A mi ya me vale, de hecho estoy seguro que veré el programa por muy mal que lo hagan.

Resumiendo, una horrible primera gala aun siendo la primera. Seguro que mejoran, pero lo mas preocupante es la falta de seguridad y control de Pilar Rubio, eso no es fácil de superar y todas las semanas puede resultar muy molesto.

Para acabar, me parece muy bien la vuelta de Nina a la academia, pero me defraudo muchisimo en su primera aparición. Creo que esta mujer tiene una voz excepcional, y pensé que Let the river run sonaría muy bien cantada por ella, pero no se les ocurrió otra cosa que traducir la canción. Destrozar una clásico así no es precisamente entrar con buen pie, y perdió una oportunidad de oro para demostrar de verdad por que la han vuelto a poner al frente de la academia.

P.D: Lo de Geno de OT 1 me parece de lo mas absurdo y aunque no me caiga mal espero que no llegue muy lejos. A este paso acabaran haciendo un OT: El reencuentro con los concursantes que no han triunfado, osea casi todos.