miércoles, 2 de mayo de 2012

Touch


Me gusta el drama y me gustan las historias de personajes, ya sean corales o no. Por eso he quedado entusiasmado con Touch, la nueva serie del creador de Heroes Tim Kring (no lo tengáis en cuenta) protagonizada por Kiefer Sutherland.



Touch tiene una de esas excusas de inicio de serie que uno no acaba de entender bien al principio, pero a medida que pasan un par de capítulos la razón principal queda bastante clara, o al menos cuela como disculpa para contarnos lo que quieren.


Todos estamos conectados, una idea antigua vista de una manera moderna. A través de la incomunicación de un niño a raíz de la muerte de su madre en los atentados del 11-S nos hablan del destino, de las casualidades y de las conexiones en todas sus formas y maneras. Pero ojo, no va de eso, y aunque el tema sobrevuela constantemente las tramas ni de lejos quiere ser el centro de atención. Lo que importa aquí son las historias que van uniendo a los distintos personajes (nuevos o recurrentes) que van apareciendo en cada capitulo, y que a mi me están pareciendo magnificas. Llevo cinco capítulos y cada uno me ha gustado mas que el anterior. Eso si, tengo que decir que a mi los episodios me parecen muy intensos, con muchas emociones por todas partes, y en ocasiones una seriedad que puede echar para atrás a mas de un espectador fácil.



Por supuesto sobre todas las tramas parece tejerse una de mas importancia que unirá toda  la serie, si les dejan y la cosa sigue bien creo que tenemos buena serie a la vista. Con calidad en las historias y en las interpretaciones, con personajes con mucho fondo y bien dibujados.

Yo ya soy fan de Jake y ese hilo rojo que lo une todo, y espero poder disfrutar de muchas cosas buenas en esta serie. Ahora solo cabe esperar que aquí no pase lo que sea que paso en Heroes, y si la serie sigue adelante esta temporada podamos disfrutar de la intensidad dramática de calidad que ofrece esta serie durante mucho tiempo. A mi me encanta.