domingo, 24 de junio de 2012

Danza de Ladrones


Primero dejare claro que en la sociedad en la que vivimos cada uno puede vender su producto al precio que quiera, si la gente lo compra pues mejor para uno.

Creo que estamos viviendo tiempos de cambio o de evolución, sobretodo en lo que a Internet se refiere. No se si será ahora, mañana o dentro de un tiempo, pero hay un modelo de negocio que esta obsoleto. Que los tiempos y los avances tecnológicos han hecho que quede inevitablemente atrás, aunque gran parte de la industria no se resigne e intente seguir imponiendo un modelo de negocio que además de todo es injusto para el consumidor.






La comisión de propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura, Educación y Deporte manda notificaciones a paginas Web de inicio de procedimientos legales cuando ya la justicia en nuestro país ha dejado claro el tema de los enlaces y el animo de lucro en cuestión de piratería. Y gracias a esa nueva ley que han apoyado prácticamente todos los políticos de nuestro país basta un expediente administrativo para "advertir" a algunas webs de enlaces a partir de que lo solicite cualquier asociación abanderada de los derechos de autor y cosas similares. Esto, a menos que algo o alguien lo remedie es probablemente el futuro al que nos tendremos que acostumbrar, aunque sabéis tan bien como yo que es imposible ponerle puertas al campo. Un ejemplo de esto es Vagos.es.


Hay una razón para toda esta "chapa" que estoy soltando. Hace un tiempo os hubiese dicho que no tenia un problema con la piratería, que yo me bajaba de Internet todo lo que quería y punto, que no entendía de que se podían quejar los distintos autores y tal. Seguramente también os diría que me parecía que alguien que compraba un disco pudiendo escucharlo gratis era poco mas que tonto.

Pero los tiempos y la gente cambian, y sobretodo las perspectivas.  La forma en la que vemos cine o televisión y escuchamos música ha cambiado. Las plataformas, los dispositivos e incluso los momentos en los que hacemos estas cosas han cambiado, sobretodo gracias a Internet. Por eso es lógico que el negocio cambie también, que la industria se adapte a los nuevos tiempos y al inevitable cambio que se intenta producir. Adaptando para ello el modelo de negocio, para quizás dejar de ganar dinero de forma tan rápida o tanto dinero, ya que tanto el procedimiento como los intermediarios para llegar al consumidor son distintos o no existen.


Lo peor de todo esto es que tienen a un montón de "consumidores" esperando que eso suceda, deseando que se les facilite el acceso a todo ese tipo de contenidos, pero con calidad y a un precio razonable. Eso es lo mas fuerte, y os pongo un ejemplo.

Hace poco un amigo me recomendó la lectura de Canción de Hielo y Fuego, la saga de libros en la que se basa Juego de tronos, la exitosa serie de televisión. Bien, pues la cuestión es que ya me he leído los cuatro primeros y magníficos libros, y ardo en deseos de hacerme con el quinto para seguir disfrutando.


Tengo los cuatro primeros libros en papel y edición de bolsillo, pero después de casi dejarme la vista leyendo la mitad del primer volumen decidí seguir leyéndolos en formato ebook. Me resulta mucho mas cómodo y hace tiempo que no leo nada que no sea en ese formato. Lo mas curioso de todo es que los ebooks de la saga que me he leído no son legales, por que no hay una edición digital de esos libros. Lo que he leído se lo ha currado la gente para subirlo a Internet, la gente que tiene todo el derecho del mundo a leer en el formato que le de la gana, y ante la imposibilidad de hacerlo legalmente tenemos que buscarnos la vida.





Con el quinto volumen, Danza de dragones esta pasando lo mismo. Yo quiero pagar por ese libro, soy fan de la saga y ya estoy convencido, se que vale la pena y quiero hacerlo, pero no puedo. Gigamesh, la editorial encargada de publicar los libros en nuestro país no ha sacado edición digital, es mas, parece no tener intención de hacerlo. Ni con este volumen ni con los anteriores. Lo mas gracioso es que si hay ediciones legales en Ingles, en Usa se pueden comprar todos los volúmenes en ebook y a un precio razonable, con distintas ofertas. Por ejemplo en Amazon, la edición de los cuatro anteriores libros no llega a 20 dólares, y el nuevo volumen a poco mas de 18.

Y vosotros diréis , "si tanto te gusta el libro cómpratelo y deja de darnos la brasa". Bien, dejando a un lado que yo decido donde quiero leer las cosas, veamos como están las cosas si quiero comprar el libro aquí.

Dejando a un lado las ofertas de algunas librerías que te pueden rebajar algún euro, el precio de la única edición hasta el momento, la que ellos llaman "de lujo" cuesta 49 euros. Hasta dentro de un mes no estará disponible la edición de rustica o de tapa blanda, pero tampoco es ningún consuelo porque costara 38 euros. Supongo que una edición en bolsillo saldrá en un año (o no), pero como se puede comprobar con los demás libros es solo para superdotados visuales.


Estos me deja dos posibilidades, dejar que me roben descaradamente por el placer de leer un libro, pagando lo que no pagaría ni por una temporada en blu ray de la mejor serie o tirar por el camino ilegal.


Me importa muy poco las excusas de las editoriales, quien compre o venda los derechos o como es el mercado español de libros, no pienso pagar el doble o el triple que en otros países por leer un libro y además en un formato que no es el que quiero. Creo que los consumidores debemos comprar aquello que necesitamos y no solo lo que nos ofrezcan por que no hay mas narices. Pues si las hay, las cosas no son solo de una forma, el negocio se vera obligado a cambiar tarde o temprano, y si no las cosas se van a poner muy mal, pero dudo que los peor parados seamos los consumidores.

Estoy seguro que leeré Danza de dragones, en mi ebook y tal y como yo quiera. Que pague por el o me lo descargue ilegalmente es solo decisión de las editoriales, y no mía.