martes, 29 de abril de 2014

Resurrection

Tengo que reconocer que me acerque con cierto miedo a esta serie por que la vi sin ninguna información, sin haber leído ni oído nada sobre ella, lo que probablemente deberíamos hacer mas a menudo para no prejuzgar y llevarnos sorpresas.

Ahora que al parecer Telecinco va a estrenarla se me ha ocurrido comentarla, antes de que la destroce poniéndola en horarios horribles o directamente pasando de ella porque no le gusten sus resultados de audiencia.



Resurrection es un drama basado en una novela, lo que deja pocas cosas en manos de guionistas y al menos nos garantiza una historia acabada, aunque luego la puedan seguir. Además, como ya ha pasado en otras series, la trama parte de un hecho fantástico o sobrenatural, pero sin exagerar para no alejar al público no asiduo al tema pero envolviéndolo todo con alguna clase de misterio extraño. Lo mejor de todo es que en Resurrection, al menos en los primeros 6 episodios, los personajes y su historia suelen estar por encima de lo sobrenatural, pero sin olvidarlo nunca. Lo que se agradece a la hora de disfrutar de la serie que es muy interesante y entretiene, además de enganchar muy bien, yo vi los tres primeros del tirón por simple curiosidad de ver como seguía. Y en eso estoy, encantado y expectante cada vez que llega el momento de ver otro capítulo.



Como digo, aunque la premisa sea fantástica (o no), la serie está dirigida a todo tipo de público y planteada como una serie dramática, que no de llorar, que no es lo mismo. Puede gustar a todo el mundo, por eso quizás el interés de Telecinco por estrenarla. Sinceramente me gustaría que fuese un éxito, no solo porque la serie está muy bien, sino para ver si esta cadena deja de maltratar a cualquier serie que ponga según les convenga.


Resurrection en una buena serie, muy bien hecha y muy bien interpretada, que engancha rápidamente al personal y se deja ver muy bien. Hay que esperar a ver cómo sigue y a que posiblemente tenga su segunda temporada que aún no han anunciado en USA, pero aun asi vale la pena verla. Para mí una de las sorpresas de la temporada.