martes, 3 de mayo de 2011

Los Quien

Me da tanta pereza que no se ni por donde empezar. Mas que pereza quizás sea rabia, rabia por esperar calidad de un producto que tenia muchas cualidades para tenerla y ver que, una vez mas, solo nos habían vendido humo. Al parecer debemos parecer todos mas tontos de lo que somos y hay gente que espera que su producto triunfe solo por repetir la “promo” hasta la saciedad , o estrenar en un buen día.






Los Quien se estrenó anoche en Antena 3, y la verdad era un buen día, los ineptos de Telecinco habían vuelto a mover CSI (luego se extrañarán de que pierda audiencia) para poner la final de El Reencuentro, que tampoco es que haya sido un éxito de audiencia. Les salió bien, según las audiencias de esta mañana fueron líderes junto al reality de Jordi Gonzalez. Bien por ellos, la única pega que le veo es que la serie es una comedia, y yo no me reí nada. Soy bastante especialito, pero de risa muy fácil, me encanta Javier Cámara y me gusta Maria Pujalte, así que, ¿adivináis cual es el gran problema?. Exacto, EL GUION, mas bien el aburrido, repetitivo y poco original guión.

Estoy seguro de que la época (principios de los años ochenta) daba para mucho, sobretodo para hacer referencias, que fueron constantes, pero con poca gracia. El problema es que la serie es sosa y sin ritmo. Si a eso le añades risas enlatadas, que están muy bien cuando se ríen de algo que tiene gracia, pero cuando no, cantan mucho. Para colmo, uno de los motivos de gracia de este primer episodio era una confusión con drogas, que alguien lleva sin querer y acaba tomándolas quien no debe. Todo muy original, y en ese momento fue cuando me perdieron para siempre.


Nacho García Velilla, su director, y Javier Cámara (junto a otra gente) son artífices de dos de las mejores comedias que se han hecho en este país, Fuera de carta y Que se mueran los feos. Me encantan, pero esta claro que no siempre se puede acertar y que el talento no es nada constante.


Una vez mas estoy en desacuerdo con la audiencia, pero ya empiezo a acostumbrarme, veremos como sigue en las próximas semanas.