martes, 31 de mayo de 2011

Persiguiendo Piratas


Cuando oí los primeros comentarios sobre Piratas después del pase del piloto en la Mostra de Valencia, la mayoría me hicieron desconfiar, por que no eran malos del todo. Muchos hablaban de que técnicamente estaba bien, que la acción no estaba mal, pero lo que mas chirriaba eran los intentos de hacer humor, que no tenían mucha gracia y cuando intentaban tenerla la cagaban.



Bien, pues ya llevamos seis episodios (creo), con solo dos para acabar la serie y ya tengo una opinión sobre la serie. Vale, me ha costado, pero es que no esperaba que me gustase, creo que me pasa algo malo. Tampoco debería extrañarme, por que suelo ser de esos que empiezan a ver todas las series que luego acaban cancelando (este año me ha pasado con Mejor contigo y con Chase, que no era buena pero entretenía).



De todas formas da igual que a mi me guste Piratas, por que según unas declaraciones de Basile, Piratas era un experimento, y no tenían intención de ir mas allá de los episodios que ya hay grabados. Me temo que la cosa seria muy distinta si las audiencias de la serie estuviesen mas cerca del 20 que del 10, como están ahora, pero ya sabéis como funciona esto.


Piratas empezó floja, y tengo que reconocer que no tenia ganas de pasar del primer capitulo después de haberlo visto, pero mi marido no lo vio y quería ver que tal estaba la serie, así que vimos el segundo juntos y la cosa mejoro mucho.

No estoy de acuerdo en que lo peor es cuando intentan hacer gracia, yo me he reído (un poco, no mucho) pero tiene momentos divertidos. Oscar Jaenada esta bien es su papel de pirata mujeriego, preferiría que su personaje fuese un héroe por si mismo y no casi por obligación en la mayoría de situaciones, pero me gusta su trabajo. Quien esta sorprendente es Miguel Ortiz, ese escudero inocente y segundón que sirve de excusa para introducir a los protagonistas en la búsqueda del tesoro. Creo que su personaje debería haber tenido mas importancia, por interesante. De todas formas, el nivel de los actores de la serie esta muy bien (quitando a Pilar Rubio, que no es actriz), o por lo menos mejor que el de otras series de producción nacional que hacen mucha audiencia.


No voy a decir del guión que sea original, pero si que tiene algún punto muy interesante, como el personaje del malo y su madre, que no por tópico deja de ser creíble. Me gusta solo esa pizca de sadismo que demuestra el intendente Falcon poniendo cabezas en tarros de cristal, solo superada por la mala ostia que se gasta su madre. Dos personajes inquietantes, contrapunto de la magnifica Silvia Abascal, que esta, como siempre brillante. Tengo que reconocer que su historia me ha enganchado y tengo ganas de saber como acaba, supongo que eso es un punto a favor de los guionistas.


Resumiendo, que me gusta Piratas, que me lo estoy pasando bien viéndola a pesar del personaje de Pilar Rubio. Esto si ha sido toda una sorpresa.