domingo, 8 de septiembre de 2013

Abre los ojos...y mira

No creo que sea capaz de coger distancia al hablar de esto, la verdad es que casi nunca lo hago, pero es que el tema me cabrea bastante.

La semana pasada termino EL Gran Debate y esta semana Telecinco estrenaba nuevo programa, Abre los ojos …y mira presentado por Emma García. Han basado su estreno en una de las secciones del programa que ayer ocupo la mitad de su tiempo, No seas pesado, donde un montón de gente con sobrepeso van a ver si pueden adelgazar por el método que les propone Telecinco. Como no se han atrevido a plantearnos el formato The Biggest Loser que se hace en distintos países, Telecinco que es experta en copiar sin que se note se ha sacado esta sección en este programa de la manga.


Primero voy a decir que el resto del programa que fue después de esto me pareció bien, es igual que el programa de Jordi González, con debates y alguna entrevista a algún artista. Para esto en mi opinión no hacía falta cambiar de programa, con renovar el decorado habríamos tirado, pero vamos, la tele es así.
Bien, ahora ya me puedo meter a fondo con lo de No seas pesado. Antes de nada decir que cada persona es un mundo, y que cada uno tiene sus problemas o razones para hacer las cosas. Adelgazar está muy bien, por salud o para sentirse mejor uno mismo, hasta aquí estoy de acuerdo, lo que pasa es que a veces hay que tener en cuenta otras cosas que al mundo parecen escapársele o no querer verlas.


Yo se que es políticamente incorrecto decirlo, y que mucha gente se lleva las manos a la cabeza, pero se puede ser feliz estando gordo. Hablo siempre de sentido común, no de esa gente que sale por la tele pesando casi 200 kilos, que casi no se pueden mover y que le echan la culpa a todo el mundo menos a ellos, y que instantes después te cuentan lo que comen y se te revuelve el estómago. Hablo de haber estado siempre gordo, de haber superado toda la mierda que eso significa como niño/adolescente y de sentirte bien contigo mismo, física y mentalmente. De que tu vida es absolutamente normal, de que no te produce un trauma que nadie te mire por la calle, ni nada parecido. Supongo que eso se debe mucho a la seguridad que uno haya adquirido, a que tu autoestima este bien, por eso me cabrea tanto cuando veo en la tele a una petarda psicóloga que fue gorda anteriormente machacar a alguno de estos “concursantes”.

No puedes poner a un chico de 24 años frente a un espejo sin camisa y decirle que da asco, y que si él se da asco, todos los demás cuando le ven sienten lo mismo, porque ESO ES MENTIRA. Y porque igual te cargas la poca autoestima que podía tener ese chico, que si piensa que lo bueno, lo normal, es que todo el mundo pese 50 kilos y que él es poco mas que un apestado lo cierto es que no le estas ayudando, lo estas jodiendo.

Decirle a una chica que pesa 100 kilos que lo suyo no es normal, que es una enfermedad igual no es la mejor manera, porque las variables son infinitas, pero si además acusas a la gente que tiene problemas de tiroides de usar eso como excusa para estar gordos lo primero que me apetece es insultarte, lo hago, pero en casa solo lo oye mi marido, así que decido escribir esto para por lo menos sacármelo de dentro.

No se quien es esa tal Eva Campos, de donde ha salido ni si además de perder peso perdió el sentido común, pero si creo que no deberían dejar que se acerque a menos de 500 metros de ningún gordito.


Por supuesto que el mensaje no debe ser puedes estar gordo que no pasa nada, pero si se puede hablar de que no es una condena, que no eres un enfermo (por mucho que el mundo se empeñe en repetirlo), que hay mucha gente a la que le puedes gustar si hablamos de parejas aunque tengas sobrepeso. Por suerte no hay mas verdad que para gustos los colores y se pongan como se pongan las modas y los estereotipos hay gente para todo. Cierto que algunas cosas pueden sernos mas difíciles pero son perfectamente asumibles si tienes la cabeza en tu sitio.

Estar gordo, y esto me ha costado entenderlo mucho tiempo, conlleva una serie de cuidados y comportamientos necesarios, pero que no son diferentes de los que te recomendaría cualquier medico para que estuvieses sano, seas gordo o no.


Y después de haberos soltado este rollo acabare con mi opinión del programa de ayer. La parte de No seas pesado se me hizo un poco larga, pero claro, era el primer día y tenían que presentarlos a todos. Espera que en las siguientes semanas no sean tan cansinos, pero esto es Telecinco y cada pequeño roce o discusión será alargado y exagerado para rellenar tiempo y crear mal rollo. Los concursantes no deberían olvidar nunca donde están, ellos van a perder peso, pero a la cadena eso le da igual. Por lo demás, el resto fue como he dicho antes igual que El Gran Debate pero con otro decorado y algún invitado mas molesto de lo habitual.



P.D: Por cierto, puestos a querer que alguien saque algo bueno de esto me decanto sin duda por el osito. Arturo parece estar ahí por las razones correctas.