jueves, 6 de marzo de 2014

12 Años de esclavitud

12 Años de esclavitud vendría a ser un título/spoiler, porque además de nombrar la película la define perfectamente. El título es exactamente lo que nos cuenta Steve McQueen, 12 años de esclavitud de un hombre, secuestrado en un estado del norte de Estados Unidos donde no había esclavitud y llevado al sur a la fuerza donde las cosas eran muy distintas.



El plantel de actores es inmejorable, de verdad que cuesta encontrar un casting tan perfecto, sobretodo de secundarios de lujo. Están todos perfectos.

Los sucesos contados en la película no son novedosos, y además los americanos tienden a volver sobre este tema, pero hay que reconocer que lo hacen con maestría. 12 Años de esclavitud es probablemente la mejor película sobre la esclavitud hecha hasta ahora, todo en ella es perfecto, sobretodo esa cámara que muy bien sabe dónde colocar el director y que no nos ahorra absolutamente nada, lo vemos todo queramos o no. Y digo queramos o no porque al ver esta película se corre el riesgo de acabar abrumado de realidad, de una realidad que fue así y no de otra manera, que es contada exactamente como ocurrió sin perder detalle.




No hay concesiones al espectador en 12 Años de esclavitud, el director ha decidido que lo que se cuenta es demasiado importante como para que no lo veamos bien o para edulcorarlo con algún elemento que haga que esta historia no nos parezca tan terrible. Hay dolor y desesperación por todas partes, rabia, pena, odio y rendición absoluta. Ni esperanza, ni buenas intenciones ni salvadores de última hora, solo la verdad seca y dolorosa, eso si retratada de forma perfecta. Por eso es la mejor película de este año, no mi favorita, ni esa que volveré a ver una y otra vez a través del tiempo, pero si la mas necesaria.


No puedo dejar de decir que para mí, El Mayordomo, que ni siquiera estaba nominada, me gusta mas, pero 12 Años de esclavitud es una película que hay que ver y sufrir.