lunes, 15 de febrero de 2010

Gala de los Premios Goya 2010

Había imaginado como podría ser escribir la critica de la Gala de los Premios Goya este año, y aun presentándola Buenafuente, tengo que confesar que la mayoría de las veces mis criticas no eran agradables.

Pero algo cambio ayer, en la 24 entrega de los Premios Goya. Primera gala sin cortes publicitarios, primera gala presentada por Andréu Buenafuente y primera gala de Alex de la Iglesia al frente de la Academia del Cine Español (hoy me apetece escribirlo así, en mayúsculas).

Luego hablaremos de los premiados y nuestras preferencias, pero primero toca hablar un poco de la gala en si, y esto no resulta fácil por que uno esta acostumbrado a criticarla, y hoy hay que decir cosas buenas. Buenafuente no solo estuvo perfecto como presentador, también fue cómplice con los actores y sobretodo fue divertido. Lanzó alguna buena puya a la Ministra de Cultura y bromeo con los presentes como si lo hubiese hecho toda la vida, con la naturalidad y la gracia de alguien que tiene claro que lo esta haciendo bien, que sabe lo que hay que hacer. Incluso sobrevivió a un tsunami. Yo no pude evitar acordarme de los Oscar y creo que eso es bueno.

Después de su introducción Buenafuente presento un fantástico video sobre como le habían encargado presentar la gala y sus consecuencias, con la participación de muchos de los actores. No solo estaba bien hecho, además fue muy divertido.

La entrega de premios fue ágil y en ningún momento aburrida. La presentación de los Goyas de la música con Secun de la Rosa y Javier Godino cantando al estilo Broadway es genial, la presentación de los Goya de animación por parte de Pocoyo fue muy divertida y la entrega del Goya Honorífico a Antonio Mercero fue emocionante. Yo que vi La guerra de papa unas cuantas veces de pequeño no pude evitar derramar alguna lágrima. Fue muy bonito.





En cuanto a los premios creo que están bien repartidos, casi todos. Agora es mucho mejor película que Celda 211, es mas cine, pero Celda 211 es el premio del publico, merece todos esos Goyas por que a la gente le ha gustado, y porque por una vez Academia y publico se han puesto de acuerdo.





El mejor guión original debió ser para Gordos y no para Agora, y no se que pintaba Slumdog Millionaire en estos premios, por lo demás me parecen unos premios justos y populares.

Que pocos sabían lo que iba a pasar en realidad antes de que acabara la gala, la gran Rosa María Sarda salio para presentar los dos últimos Goyas, mejor director y mejor película. El primero fue para Daniel Monzón, lo que auguraba que su película también se llevaría el segundo, y así fue, pero la sorpresa era de manos de quien lo recogerían los productores. Andréu y Rosa María hicieron su trabajo a la perfección y entre risas acabaron diciendo que quien mejor para entregar este Goya que ….Pedro Almodóvar¡.Cuando todos pensaban que era una broma Almodóvar salio de la oscuridad y recibió una gran y merecida ovación del publico, todavía sorprendidos de lo que estaba pasando. Un momento memorable y único con el que Alex de la Iglesia demuestra cuanto vale y gana muchísimos puntos. Al fin y al cabo ha conseguido algo que no había conseguido nadie. Si a esto le unes que Andréu Buenafuente ha conseguido una gala espectacular, divertida y entretenida solo puedes concluir que estos son los mejores Premios Goya de la historia, y desear que las cosas sigan asi por mucho tiempo.





Por cierto, ese final de Andréu siendo disparado cuando decía que seguro que presentaba la gala del año que viene es impagable. Momentos para volver a ver sin duda.

2 comentarios:

Juan Pedro dijo...

Me hubiese gustado que en lugar de en los Goya, en EEUU hubiese aparecido, por ejemplo.... Clint Eastwood reconciliandose.

Muy de estar por casa, me gusto mucho pero eso, de estar por casa.

Un minipunto para Alex de la Iglesia

Becker dijo...

Lo siento pero no estoy de acuerdo. Cuando alguien hace las cosas bien hay que reconocerlo, y eso ha pasado este año. Alex de la Iglesia y Buenafuente (con toda la gente que habran tenido detras) han hecho historia, asi que yo que siempre he sido muy critico tengo que alegrarme, y mucho. Este si es el camino, no para competir con Hollywood como no se cansan de decir, sino para tener un cine decente y que la gente quiera ir a ver.