martes, 19 de julio de 2011

Vuelven los concursos (otra vez)


Los concursos se han puesto de moda este últimamente. Eso es algo que suele pasar de vez en cuando, con resultados dispares. Esta vez todo ha empezado con el estreno hace unos meses de Atrapa un millón en Antena 3, presentado con maestría como siempre por Carlos Sobera. En los tiempos que corren se puede decir que el concurso ha sido un éxito de audiencia, plantando de vez en cuando cara los viernes por la noche a Salvame Deluxe. Es entretenido y con cierto ritmo, como debe ser, y aunque las preguntas son en ocasiones mas tramposas de lo que me gustaría, es un gran pasatiempo para los viernes por la noche. La versión diaria me queda mas lejos, pero supongo que debe ser igual.




La siguiente apuesta por los concursos de nuestra televisión es Uno para ganar en Cuatro, la adaptación del americano Minute to win. Un concurso de habilidad donde los participantes ensayan en casa unas pruebas, que van desde lo fácil y entupido a lo enervante y complicado, para después intentar hacerlas bien en plato. Una vez mas la cosa es cuestión de ritmo, y el concurso de Jesus Vazquez lo tiene, y a pesar de repetir pruebas a menudo no pierde ni una pizca de interés. Tanto para bien como para mal, si el concursante te gusta y quieres que gane te lo pasa bien e incluso sufres, pero si no te cae bien, te lo pasa casi mejor. Vale, esto es una maldad pero es cierta.




Acabaremos por el ultimo en ser estrenado, también en Antena 3 como Atrapa un millón, y con éxito a pesar de los intentos de Telecinco de tumbarlo a besa de quitarle audiencia contraprogramando Supervivientes.  Se trata de ¡Ahora Caigo!, presentado por Arturo Valls, que además de estar muy bien, por fin esta simpático y divertido, lo que hace que el programa sea mucho mas entretenido. Un concurso en el que cuando fallas una pregunta te caes por una trampilla, no es para tomárselo muy en serio, pero parece que si, por que los duelos de preguntas entre participantes son divertidos. Y a pesar de que empiezan con un nivel de dificultad demasiado bajo, la cosa mejora con alguna pregunta curiosa o molesta de vez en cuando. Muy divertido.

Resumiendo que los concursos que se han estrenado últimamente son de lo mas divertidos, de esos que a uno le gusta ver para pasar un rato entretenido que para eso sirven. Los amantes de los concursos estamos de enhorabuena.