martes, 7 de febrero de 2012

Criadas y Señoras


Se acercan los Oscar y a los cinéfilos se nos amontona el trabajo. Normalmente hay tantas opciones en el cine que ves un par y las demás las dejas para después. Este año llevo tres de las nominadas a mejor película y las tres son excelentes, cada una en su estilo, pero hoy nos centramos en Criadas y señoras.

Como su titulo en castellano indica (el original es The Help) la cosa va precisamente de eso, de criadas y señoras, relaciones entre señoras y su servicio en la época en la que el servicio en Estados Unidos era negro y las cosas estaban a punto de cambiar mucho por muchas razones.

Pero quitaros la idea de los cotilleos y rumores de la cabeza. El contexto histórico y el punto de vista convierten a esta película en una de las mas duras en cuanto a las relaciones humanas se refiere. Lejos de la violencia física de otras películas que tratan el tema del racismo en Usa, Criadas se acerca de forma directa a la violencia mental vivida a diario. Sin tapujos nos enfrentamos a unas situaciones de las que somos conscientes pero que nunca se nos hubiese ocurrido que nos producirían ese nivel de vergüenza, presentadas con una contundencia y brutalidad sorprendentes.






Sin darte cuenta, después de diez minutos la historia te atrapa y los personajes te van ganando, tanto para odiarlos como para quererlos. Viola Davis y Octavia Spencer están fantásticas (y nominadas), pero yo me quedo con Emma Watson y Bryce Dallas Howard, la buena y la mala respectivamente de esta historia que cuenta las cosas de manera directa y emocionante, que se queda en la memoria y que te toca bastante.


Mas allá de los premios (no entiendo tan pocas nominaciones) esta es una de esas películas que se van recomendando y que con el tiempo acaba viendo todo el mundo.
Dramática, profunda y muy bien hecha, Criadas y señoras es una de las películas del año que hay que ver.