miércoles, 28 de marzo de 2012

El Numero Uno


Por fin hemos podido ver El Numero Uno, el lunes por la noche Antena 3 estreno este “talent-show” musical, que dicen revolucionara este tipo de programas. Deberíamos aclarar que revolucionara lo que quiera, pero en nuestro país, que el American Idol estadounidense no tiene nada que ver con lo que se haya podido ver por aquí.



Lo cierto es que las pequeñas promociones emitidas por A3 dejaban ver que la cosa iba de emociones y de talento, y despertaron mucho mi curiosidad por que me gustan este tipo de programas. Mejor dicho, me gusta ver como se le reconoce el talento a alguien que lo tiene y parece ser que el programa va de eso.

Tengo que reconocer que a mi me gusto mucho este inicio de El Numero Uno, esta primera gala grabada consiguió emocionarme y que me involucrara por completo con el programa. Me lo pase muy bien que es de lo que se trata, pero es que además pudimos descubrir a un montón de voces que sin duda merecen ser escuchadas. Si todo va por donde debe ir, tendremos espectáculo y emociones de sobra en cada programa, entretenimiento en estado puro y en directo, que es como mas gusta.


Además de hacerme disfrutar, El Numero Uno dejo clara otra cosa, Operación Triunfo no iba de lo mismo, allí no buscaban gente que cantara bien, buscaban crear otro Bisbal que se cansara de vender discos (algo bastante difícil en estos momentos). Por que en este casting de voces hay gente de todas las edades, y estoy seguro que muchos de ellos pasaron por aquellas inútiles pruebas, lo que demuestra que la calidad no primaba para nada en OT.

Por cierto, ¿soy yo o Paula Vazquez esta mejor que nunca? (hablo de su presentación, no de las operaciones). La verdad es que todo el mundo estuvo muy bien en su sitio y tengo ganas de ver como funcionan ahora las galas en directo.



Pero El Numero Uno es, de verdad, otro rollo. Solo con ver el jurado ya hay suficiente, por que te gusten o no, son profesionales y saben mas que de sobra reconocer cuando alguien lo hace bien o mal en lo suyo. Además me gusto mucho el rollito que hay entre ellos, espero que esto dure y a ninguno se le vaya la olla, por que para juzgar a alguien no hay porque hacerle daño.


Yo estoy encantado, y como sucedió con Tu cara me suena, espero que el éxito de este programa no deje de subir, que cada semana podamos disfrutar de un montón de actuaciones en directo. Esto huele muy bien, huele a espectáculo y a emociones. Me encanta y me he propuesto seguirlo y comentarlo por aquí.