jueves, 8 de marzo de 2012

Luces Rojas


Hay películas de las que es muy difícil hablar sin desvelar nada importante de su trama, y yo soy de los que odian los spoilers. Pero lo voy a intentar.

Esta es una película de autor, con lo que eso significa hoy en día, una película hecha por un director que hasta el momento ha demostrado tener mucho talento en todas sus obras, y que todas ellas tienen su interés, por unas u otras razones.




Del director Rodrigo Cortes, ahora que ya hemos podido ver tres de sus Films, podemos decir que sabe lo que hace. Concursante, su opera prima, es memorable, Buried es una virguería de pura tensión y Luces Rojas es una contundente y maravillosa mentira, que va mucho mas allá, si el espectador se deja, de la sala de cine y se mete irremediablemente en su cabeza.


Para no destrozarle este peliculón a nadie ni siquiera la voy a comparar con ninguna otra, pero tengo un referente muy claro en mi cabeza.
Rodrigo Cortes se consagra absolutamente con una película muy interesante, que no deja indiferente a nadie, y que habla de algo que nos afecta a todas, por estar de un lado o de otro nos guste o no.



Los actores están absolutamente fantásticos todos, desde los secundarios hasta ese trio protagonista espectacular. Robert De Niro por fin consigue un personaje a su altura, probablemente el mejor desde hace años, que mejora incluso una vez acabada la película. Sigourney Weaver vuelve a demostrar que es muy grande, que puede con todo y que todos tenemos ganas de verla trabajar mas. Cillian Murphy es, para los que solemos ver mucho cine, uno de los actores mas interesantes que hemos podido descubrir en los últimos años, y esta genial. Su interpretación acaba llevando el peso absoluto de la película, y gracias a el y a una dirección de actores magnifica, el espectador acaba donde acaba, totalmente rendido a la película, pero con las cosas muy claras al final aunque pueda parecer lo contrario.


Luces Rojas es una gran película, de las que solo se dan cada cierto tiempo, que tiene detrás un gran director, de los que ilusionan y hace que estemos expectantes a ver que es lo siguiente que hace. Y eso, hoy en día no lo consigue casi nadie.